Realidad Aumentada en los museos

Realidad Aumentada y museos

Contar historias es clave para mejorar la experiencia de un museo, así que ¿qué podemos obtener cuando agregamos a estas historias una pizca de Realidad Aumentada?

Museos de todo el mundo hoy en día se enfrentan al reto de aumentar y mantener el número de visitantes, sobre todo con el público más joven. Una caída en los visitantes es visto por la mayoría como un resultado negativo, tanto financieramente como en términos de impacto social y educacionales. Ocurre debido a una serie de factores, pero uno de los más importantes es que los museos pueden encontrarse a menudo en competencia con los productos de la industria del entretenimiento.

No obstante, el surgimiento de la narrativa digital interactiva, combinada con la participación y la generación automática de la historia y narración convierten el contenido en un bien más personal y móvil. Una realidad aumentada del mundo real como la que se emplea con gran éxito en el Museo Británico parece la salvación a este decaimiento. La tecnología transforma la experiencia del museo para un niño en un rompecabezas usando una aplicación para tablets. La aplicación crea un juego, “Un regalo para Atenea”, que premia al visitante al encontrar ciertas estatuas, las cuales les aportarán más información sobre la exposición y los dirigirá hacia la siguiente etapa del juego.

El sistema se adapta constantemente a las preferencias del visitante. Por ejemplo, si un visitante falla en un juego o permanece más tiempo en frente de ciertos artefactos, el sistema se puede adaptar la historia. Esto hace que la experiencia sea mucho más dinámica y relevante y le da a los museos la oportunidad de crear constantemente nuevas experiencias para tratar de conseguir que la gente les visite más de una vez.