Realidad Aumentada: ¿final de los codigos QR?

Tal y como hemos visto los códigos QR son una excelente herramienta de realidad aumentada que permite interactuar con cualquier producto y obtener información antes de comprarlo, pero ¿es el final de los códigos QR?

Y es que muchos usuarios no encontraban el atractivo que podía ofrecer el código QR al otro lado por llevarte a una página poco atractiva y simple, a una mala realidad aumentada; y por ello no hacían el esfuerzo de acceder a esos contenidos. En cambio está demostrado que las campañas de realidad aumentada basadas en códigos QR pueden despertar el interés.

¿Qué sucede entonces? Que el uso de los códigos QR no hay que enfocarlo únicamente en compra física, hay sectores donde el código QR puede ser indispensable, sobre todo como herramienta de estudio y aprendizaje. Te las contamos:

  1. Ponerlos en señales, para poder seguir rutas, pistas, juegos de orientación… Juegos como caza del Tesoro / Scavenger. Por un poco de diversión, añadir los códigos QR a lo largo de una área (interior o exterior). Los códigos pueden dirigir a las pistas en cuanto a la prueba a realizar o a donde ir después. Esto también ayudará a conectar personas
  2. Agregar códigos cerca de los monumentos históricos que los dirigen a los vídeos o páginas con más información sobre ese monumento. Que sea fácil también hacer check in.
  3. Añadir un código QR en los carteles de eventos que permitan realizar el “me gusta” de Facebook o twittearlo. Así como ver fechas y lugares de conciertos, películas, vídeos, actividades  e interactuar y comentar el evento en directo. Con esto ,los códigos QR pueden permitir a los asistentes conocer más acerca de lo que aprendió en el proceso.
  4. En una información, (como un CV) poner un código de una imagen, texto, vídeo, información complementaria… sobre la misma para que puedan verla o contenidos relacionados que le permitan al receptor conocer más al respecto.
  5. Por otro lado permitiría ayudar a los estudiantes a un mejor uso del equipo y material del centro. Por ejemplo, poner los códigos QR en las herramientas en el laboratorio de ciencias que ofrecen tutoriales sobre el uso adecuado, así como ideas sobre por qué se debe utilizar la herramienta.
  6. Añadir códigos QR a las distintas secciones de un libro que dirijan a opiniones sobre el libro, de novedades adquiridas, de las actividades a realizar en la biblioteca, recomendaciones de libros, páginas webs que complementen un libro o propongan actividades o pleículas relacionadas. Asi como crear un libro interactivo que te permita ver un vídeo relacionado o tutorial a través del código QR.
  7. Poner los códigos QR para que los padres puedan acceder a más información sobre un determinado profesor, alumno o directorio y con ello interés sobre el colegio en sí. A su vez, ayudan a mantener el control del desempeño de su hijo en el colegio
  8. Compartir fácilmente audio – Crear códigos QR para acceder a archivos MP3 de canciones o podcasts.
  9. Promover la actividad física y otras actividades deportivas.Poner un código QR en un cartel deportivo que le permita a alguien ver una demostración de ese deporte en vídeo, incluso promover el deporte entre los más pequeños.
  10. Proporcionar información nutricional en los menús para ayudar a la gente a decidir si algo es bueno para ellos, desde un punto de vista dietético, fomentando una dieta sana y equilibrada.

Esto demuestra que los códigos Qr no están obsoletos, sino que lo que está obsoleto es el uso que le damos. Contacta con Virtualama y daremos a tus códigos Qr el uso necesario para convertirlos en la herramienta más eficaz en tu estrategia de realidad aumentada.