Realidad aumentada: geolocalización y Big Data. ¿Las nuevas líneas de servicio a los ciudadanos?

Está claro que estos modelos, propios del Internet de las cosas, han ido modificando la realidad con la que interactuamos día a día. Podemos encontrar el caso de Pokemon Go, eventos, nuestro modo de entrar a un museo, juguetes de Navidad o incluso nuestra manera de conducir

Pero todos estos casos no se podrían entender sin la realidad aumentada, y en concreto sin la geolocalización, permitiendo vislumbrar de manera más clara y evidente el potencial de negocio detrás de la misma.

La geolocalización es una técnica que te muestra de manera virtual la ubicación de un espacio físico, combinando así el mundo físico y virtual. En Pokemon Go, por ejemplo, usaban el mundo real para ubicar a seres de un mundo virtual: pokemons. Muchos locales han aprovechado las pokeparadas de este videojuego instalando allí sus propios negocios. De este modo el jugador de Pokemon Go caía en una de esas pokeparadas y sin querer podía acabar consumiendo. Así, impacta a tu usuario y atráelo a tu negocio.

Pero no sólo esto, la magia de Internet, y en este caso de la realidad aumentada, permite obtener información de referencia sobre reseñas de satisfacción de un comercio antes de ingresar en él, o consultar recetas o propiedades alimenticias, beneficios a la salud antes de comprar ciertos alimentos en el supermercado, etc; así como efectuar transacciones o detectar puntos de interés PDI por la zona. En definitiva, se cuela en los negocios.

Toda esta interacción del usuario con la realidad aumentada genera multitud de datos/registros que pueden usarse para estudiar y conocer al consumidor: preferencias, tendencias, estudios de mercado, encuestas lo que permite a cualquier compañía predecir y analizar la eficiencia de una acción y corregirla si ha obtenido resultado más débiles.

  • Reducción de presupuestos por optimización de operación de recursos
  • Respuesta más rápida y eficientemente a demandas ciudadanas
  • Reducción de riesgos operativos en sus procesos regulares
  • Mejorar el control, seguridad de los propios activos de información.
  • Mejorar los servicios y obtener información puntual en tiempo real sobre integrantes, partners, proveedores, clientes.
  • Hacer posible el desarrollo de ciudades inteligentes mediante un uso más eficiente de recursos e infraestructura.
  • Mejorar las técnicas de seguridad y de defensa, mejorando la eficacia de los recursos y mitigar riesgos operativos.
  • Mejora la colaboración y el uso compartido de la información entre diferentes departamentos y dependencias.

Dicha cantidad de datos nos lleva a hablar del Big Data en base. Sin duda, datos, que bien recolectados, pueden ser muy útiles a la hora de tomar decisiones más acertadas; y más ahora en una sociedad cada vez más digitalizada, asegura Alex Sandy Pentland, pionero en el Big Data. Esta fluidez de datos es posible gracias a un proveedor de servicio de datos, que permite que la información fluya de ida y vuelta entre la aplicación y la base de datos de realidad aumentada.

Todo esto convierte a estas herramientas en las nuevas líneas de servicio a los ciudadanos. ¿Te vas a quedar atrás? Adelantate a los acontecimientos y no dejes pasar la oportunidad de conocer la “verdadera identidad” de tu usuario para darle una experiencia única. Descubrir quién está ahí es tan importante como saber por qué está ahí.

“Lo esencial es invisible a los ojos”, asi que te ayudamos a descubrirlo